Entrenador personal en Málaga

Entrenador personal Málaga

¿Buscas un entrenador personal en Málaga y no sabes por dónde empezar? No te preocupes, es normal. Hoy en día es difícil medir el mercado del entrenamiento deportivo a la carta debido a la gran cantidad tanto de oferta como de demanda.  Esto implica que, a pesar de no encontrarnos en un buen momento económico, muchas personas se preocupan por su salud y buena forma física. Sin embargo, ¿cómo encontrar un personal trainer a domicilio que tenga las características que busco? ¿Cómo saber si realmente es bueno? ¿De qué manera me comunico con él o ella? Es de extremada importancia que nos aseguremos de que el entrenador personal en Málaga de verdad sea un profesional del deporte y tenga los estudios o titulaciones necesarias. ¿Por qué? Porque es muy fácil lesionarse si no sabemos qué estamos haciendo o si el entrenador físico no nos guía de forma correcta.  Por no hablar de que no alcanzaremos nuestros objetivos si nuestro coach personal no sabe ayudarnos de la manera más efectiva para nosotros.  Sabemos que a veces no es suficiente con ir al gimnasio o mantenernos en forma haciendo ejercicio en casa sin un profesional. Por eso, para facilitarte la tarea de dar con el mejor entrenador personal en Málaga, contamos con los profesionales mejor entrenados y titulados

Nuestros entrenadores personales, además, no solo son grandes profesionales, sino que tienen el trato más personal y cercano con cada uno de nuestros clientes. Esto nos permite crear una relación íntima que da lugar al mejor desarrollo de la actividad de personal training.  Puesto que cada persona tiene sus necesidades y sus objetivos, tenemos una gran variedad de entrenadores físicos de forma que podamos garantizar que cada cliente se sienta especialmente cómodo. Solo así podrá alcanzar los objetivos que se proponga.

¿Qué es un entrenador personal?

Entrenador personal, entrenador a domicilio, personal trainer, coach personal… esta profesión cada vez más demandada tiene muchos nombres, pero ¿qué es exactamente?Un entrenador personal es más que un profesional del deporte o del fitness. Está cualificado en actividad física como profesional que es y crea entrenamientos con distintos tipos de modalidades y ejercicios para su o sus alumnos.  La diferencia principal con un entrenador al uso es que el personal trainer fija metas de forma individualizada y, aún más importante, tiene una gran labor de motivación para con sus clientes.  El objetivo principal del entrenador personal es siempre mejorar la condición física de sus alumnos. Pero a ello se le une una gran parte de bienestar mental. Es decir, para el coach personal es casi igual de importante mejorar la salud física como la mental pues creen que la mental puede enriquecerse y estar más saludable gracias al ejercicio físico. Por tanto, para que esto funcione, es fundamental que el entrenador personal sepa motivar a sus clientes. Y esta es la diferencia principal con otro tipo de entrenadores. 

Por otro lado, los entrenadores personales se caracterizan por tener en cuenta las necesidades, limitaciones y prioridades de cada uno de sus clientes. De esta manera, crean ejercicios, rutinas y eligen las modalidades de deporte que mejor se adapten a cada personaAdemás, debido a ese trabajo individualizado, se crea una relación mucho más personal y una afinidad que con otro tipo de entrenadores no es posible. No se puede por el simple hecho de que en clases con más personas, el entrenador debe estar atento a todos los alumnos y alumnas y no puede centrarse en las necesidades concretas de cada uno con la misma intensidad que lo hace un personal trainer. En resumidas cuentas, un entrenador personal es un profesional del ejercicio físico que estudia las necesidades de cada uno de sus clientes para crear un plan personalizado de forma que se alcancen sus objetivos de la manera más eficiente tanto a nivel físico como mental.

Entrenador personal en Málaga
Entrenador personal en Málaga

Las ventajas y beneficios de un entrenador personal

Contar con un entrenador personal en Málaga tiene muchas ventajas y beneficios para tu salud física y mental. A continuación te contamos algunas de esas ventajas para que por fin te animes a tener tu propio coach personal.

Entrenamiento personalizado.

Esta es la ventaja más obvia porque su propio nombre lo indica. Los entrenadores personales crean un plan de entrenamiento específico solo para ti que se basan en los objetivos que quieres lograr. Este tipo de plan personalizado generalmente da mucho mejor resultado que un plan de entrenamiento general. Esto se debe a que tiene en cuenta tu estado físico y antecedentes médicos, entre otros, para ajustar el programa a tus necesidades concretas. 

Además, así será posible ir aumentando la intensidad del entrenamiento conforme al progreso que tengas.

Motivación

¿Cuál es la razón principal de que las personas dejen de ir al gimnasio o dejen de entrenar por su cuenta? La falta de motivación que normalmente se deriva de la falta de resultados visibles inmediatos. Un entrenador personal, por un lado, te hará entender que es imposible ver resultados de forma inmediata y, por otro lado, te hará ver que igual los resultados están algo más escondidos. Tal vez estén en que te duele menos el cuerpo después de la jornada laboral o tu resistencia va aumentando poco a poco.  Los personal trainers son expertos en motivar a sus alumnos para que no abandonen y alcancen sus objetivos.

Perfeccionamiento y variedad

Por supuesto: en un gimnasio los entrenadores también te corregirán posturas para que no te hagas daño y te darán trucos para que puedas hacer mejor los ejercicios. Pero con un entrenador personal la cosa es muy diferente. Un entrenador profesional te enseña la forma correcta de realizar cada movimiento del ejercicio en tu rutina. Puesto que solo está pendiente de ti puede centrarse en corregirte cada postura y de enseñarte a depurar tu técnica. Además, adaptará tu plan personalizado de manera que cada entrenamiento sea distinto al anterior y no puedas aburrirte nunca

Objetivo del entrenamiento personal

El objetivo principal del entrenamiento personal es precisamente ese que está indicado en su nombre: la personalización. El personal training está pensado y creado para poner a disposición de cada cliente toda la tecnología, los recursos y el tiempo que un personal cualificado pueda ofrecerleTodo ello con la meta de alcanzar los objetivos y los mejores resultados de la manera más efectiva y, a ser posible, en el menor tiempo. Además de garantizando siempre la máxima seguridad, por supuesto.  El entrenamiento personal debe diseñarse y seguirse de tal forma que, en un periodo de tiempo razonable y adaptado a cada persona, produzca una mejora en la condición física de la persona, así como en su capacidad cardiaca y respiratoria y su estado general de salud.

Es importante destacar que ese estado general de salud se refiere tanto a la parte física del cuerpo como a la salud mental. Es de sobra sabido que el ejercicio físico tiene un poder muy grande en cuanto a mejorar problemas como el estrés, la ansiedad u otros mayores o menores se refiere. Esto es debido a la liberación de endorfinas, a la relajación de los músculos y a la consecuente mejora de la calidad de sueñoEsta mejora en la salud mental también se refiere a la motivación que procura un entrenador personal. Gracias a ella, los clientes empiezan a sentirse mejor consigo mismo tanto por el aspecto físico como por el hecho de verse capaces de seguir un entrenamiento. Existen estudios que demuestran que esta modalidad de entrenamiento es más eficaz que el entrenamiento por libre, sobre todo en mujeres. La clave de esta eficacia se encuentra en la adaptación del plan de entrenamiento a las condiciones y metas de cada persona. Es decir, la eficacia del entrenamiento personal está en su objetivo de base: la personalización.

¿Cuál es el precio de nuestros entrenadores personales?

Como venimos diciendo en apartados anteriores, el entrenamiento personal se caracteriza por adaptarse a las necesidades, objetivos y características de cada persona. Además, también hemos comentado que la relación entre el entrenador personal y el alumno o alumna es mucho más cercana que la de otros entrenadores de gimnasio. Por esta razón es importante que el entrenador o entrenadora que se elija sea afín al cliente y sea el más adecuado para ayudarle a alcanzar sus objetivos. De esta forma, y para garantizar el mejor desarrollo del personal training, ofrecemos varios entrenadores para que el cliente elija aquel con el que más se identifique y con quien piense que puede llevarse mejor y que mejor puede ayudarle.  En general, el precio oscila entre los 15€ y los 20€ por clase. Así, el cliente podrá elegir el coste más conveniente para sus necesidades y su presupuesto. Nuestra intención es poder llegar al máximo número de personas independientemente de su capacidad económica.  Con esta idea, ofrecemos bonos de descuento muy interesantes que el cliente puede tener en cuenta. 

✔️ Tú eliges: entrenador físico a domicilio, virtual o en un GYM

Hoy en día tenemos cada vez menos tiempo que dedicarle al ejercicio físico y más razones para que nos dé pereza dedicarle un rato a ello. Echamos cada vez más horas a trabajar porque queremos levantar nuestro negocio, porque queremos crecer, porque queremos un aumento de sueldo… y cuando volvemos a casa seguramente lo que más nos apetece es tirarnos en el sofá y ver una serie y en ningún caso ejercitar nuestro cuerpo. Por no hablar de los que son padres que, además, tiene que dedicar gran parte de su tiempo no laboral a ocuparse de ellos.  Muchas personas elegían ir a un gimnasio precisamente por estas razones: para obligarse a moverse y no quedarse en el sofá o bien para salir un poco del ambiente familiar y tener tiempo para sí mismosEntonces llegó el Covid-19 y a muchos les empezó a dar miedo ir a los gimnasios. ¿Espacios cerrados donde, por mucha limpieza que haya, todo el mundo lo toca todo? A una gran cantidad de personas no les atraía mucho esta idea.  La solución a ambos problemas se encuentra en un entrenador personal. Y la modalidad está enteramente a disposición del cliente en función de sus necesidades y prioridades.  Si no tenemos tiempo de desplazarnos hasta un lugar concreto o preferimos no hacerlo por cualquier razón, la mejor opción es claramente un entrenador físico a domicilio en Málaga. Eso sí, deberemos tener en casa un espacio lo suficientemente grande como para poder hacer los ejercicios cómodamente. 

Si, en cambio, queremos quedarnos en casa por la razón que sea, pero preferimos evitar el contacto con nuestro entrenador para evitar un posible contagio por ambas partes, tenemos la opción del entrenamiento online. Mientras cuentes con un dispositivo con internet y cámara para que tu entrenador pueda corregirte y guiarte adecuadamente, es una opción perfectamente factible.  Finalmente, si aún quieres ir al gimnasio porque quieres utilizar máquinas o por otro motivo, también está la posibilidad de ir al local con nuestro personal trainerDicho de otro modo, nuestro máximo objetivo es poder ofrecer a cada cliente la opción que más le guste, le convenga y con la que se sienta más cómodo. 

✔️ ¿En qué consiste el entrenamiento personal?

Como su propio nombre indica y como ya hemos explicado en apartados anteriores, el entrenamiento personal consiste en crear un plan personalizado que se adapte a las necesidades y objetivos de cada personaPara conseguir esto, lo primero que hará el coach personal es un examen físico de su alumno o alumna. Con esto la idea es saber qué capacidades tiene de inicio, así como su historial médico. Lo último que queremos es forzar el cuerpo y que haya alguna lesión o problema más grave. 

A continuación, el entrenador necesitará saber de cuánto tiempo dispone la persona para hacer los entrenamientos. Es decir, cuántas veces a la semana quiere ejercitarse y cuánto tiempo durará cada sesión. Solo así podrá el personal trainer adaptar el plan de entrenamiento de forma adecuada.  Después vienen los objetivos del cliente. Estos pueden ir desde la pérdida de peso (uno de los objetivos más comunes) hasta la definición y tonificación muscular, pasando por el mantenimiento corporal, etc. Con esto y los dos puntos anteriores, el entrenador físico creará un plan de ejercicios adaptado a la persona y sus necesidades. Este plan irá variando y evolucionando en función de los progresos del alumno, así como de sus necesidades y objetivos. Es decir, puede que al principio el objetivo sea la pérdida de peso y conforme este se cumple, se pase a la tonificación o al aumento de resistencia o cualquier otra meta.

✔️ ¿Necesito un entrenador personal?

Cuando nos planteamos hacer ejercicio, las opciones que más se barajan son las de ir al gimnasio o practicar algún deporte. Pocas veces pensamos en el entrenador personal en primer lugar porque aún no es una figura muy extendida (aunque cada vez más) y en segundo lugar porque creemos que es una posibilidad solamente para los que tienen más dinero.  Realmente, todo depende de cuáles sean nuestras necesidades, objetivos y del rendimiento que de verdad obtengamos de cada una de las opciones. Por ejemplo, es verdad que en el gimnasio tenemos la posibilidad de utilizar un mayor número de máquinas. Pero ¿sabemos usarlas correctamente y de forma eficiente?  O bien: ¿sabemos qué deporte es el mejor para nosotros y para cumplir con los objetivos que tenemos? Si la respuesta a alguna de estas dos preguntas es no, entonces es muy probable que nuestra mejor opción sea contar con un entrenador personal en MálagaY si lo que nos preocupa es el presupuesto… hay personal trainers de todos los precios que, además, nos ofrecen la posibilidad de elegir el número de clases que queremos dar para poder ajustarnos a nuestro presupuesto

Por lo tanto, ¿necesito un entrenador personal? Realmente depende de qué es lo que estemos buscando. Igual un gimnasio nos sale más rentable económicamente, pero debemos tener en cuenta otros aspectos que nos ofrece el entrenador personal. La atención personalizada es el primer aspecto a tener en cuenta. Los entrenadores de gimnasio están muy bien preparados y pueden ayudarnos a alcanzar nuestros objetivos, pero nunca podrán estar al cien por cien pendientes de nosotros. Esto hará que tardemos más en llegar a esas metas lo cual puede no ser tan rentable.  Esto se une al máximo aprovechamiento del tiempo de entrenamiento. ¿Cuánto tiempo hemos perdido en esperar a que una máquina se libere en el gimnasio? ¿O buscando a un entrenador para que nos explique algún ejercicio? En los gimnasios perdemos mucho tiempo que con un entrenador personal estaríamos aprovechando para entrenarEl personal trainer nos explica los ejercicios de forma personalizada y luego nos va corrigiendo conforme hacemos el entrenamiento. Esto nos ahorra mucho tiempo.

Además, esos ejercicios que nos propone el entrenador personal en Málaga están estudiados para que conformen un entrenamiento integral, lo cual no siempre es posible con un plan de gimnasio convencional.  Un plan personalizado de nuestro coach siempre se irá adaptando a nuestros objetivos conforme los vayamos consiguiendo. Mientras, un entrenador de gimnasio no tendrá el tiempo ni la capacidad de centrarse tanto en nuestro crecimiento personal porque tiene que ocuparse de más personas.

¿Qué buscar en un entrenador personal?

Si ya nos hemos decidido a contratar a un entrenador personal en Málaga, es importante saber qué características deben tener y deberíamos buscar para que el desarrollo de nuestro entrenamiento personalizado sea el mejor posible. 

Saber escuchar

Poner ejercicios y comprobar que se van haciendo puede hacerlo cualquiera. Pero, como ya hemos dicho anteriormente, el entrenamiento personal no se queda exclusivamente con la parte física. Es también muy importante lo mentalDe ahí nace la necesidad de que el entrenador personal sepa escuchar. Lo cual implica comprender las necesidades concretas del alumno o alumna, motivarlo para que las consiga, hacerle sentir confianza tanto en sí mismo como en su coach y saber mostrarle los avances que solo o sola no sea capaz de ver. Por ello, es fundamental la confianza y el buen feeling entre ambas partes. 

Ser tolerante

Cada cliente es distinto y el entrenador personal debe respetar cada realidad sin juzgar ni hacer sentir mal a la persona. Por ejemplo, que el coach se dedique continuamente al ejercicio no implica que todo el mundo sea igual. Hay alumnos que llevan tiempo sin realizarlo o bien tienen algún tipo de lesión y no empatizar con ellos puede llevar a que el entrenamiento fracase o a que haya una lesión más grave, etc. 

El personal trainer debe ser capaz de ponerse en la piel de su cliente y ofrecerle las mejores opciones conforme sus necesidades concretas.

Fuente de motivación

La motivación es clave para que cualquier persona siga su entrenamiento y no abandone. Una de las principales razones por las que las personas dejan de ir al gimnasio o dejan de entrenar en casa es precisamente esta: la falta de motivaciónEs muy habitual sentirse desamparados y solos, necesitar un apoyo que no tienen o no lograr los objetivos que se habían planteado. 

Por ello, la función del entrenador personal es también de fuente de motivación. Debe ser capaz de hacer que sus alumnos sigan con el plan de entrenamiento y de mostrarles avances que solos no puedan ver. Estas son solo algunas de las características que debe tener un entrenador personal, pero hay muchas más como ser puntual, disciplinado y resolutivo, conocer a sus alumnos, ser educado y un largo etcétera. Pero, al fin y al cabo, debemos buscar un personal trainer con cuyas características nos veamos reflejados y nos sintamos a gusto.

Historia del entrenamiento personal

Aunque el entrenamiento personal suena muy moderno y actual y ahora lo escuchamos mucho más que antes, lo cierto es que nació hace mucho tiempoLa historia del entrenamiento personal se remonta al comienzo del interés por el levantamiento de peso y los ejercicios de fuerza allá por los años 30 con los hermanos Weider, los cuales establecieron el culturismo como deporte de competición. A esta iniciativa se le unió el creciente interés de la población general por temas de alimentación y salud, especialmente después de la Segunda Guerra Mundial. El precursor del concepto moderno de gimnasio, por ejemplo, fue el estadounidense Victor Tanny, el cual fue el primero en abrir al público una moderna instalación deportiva en un almacén en California. 

Al mismo tiempo, en los años 50, Keneth Cooper publicó el libro “Aerobic” que popularizó el ejercicio aeróbico y llevó al surgimiento de una demanda de entrenadores personales. Dicho ejercicio aeróbico pasó a convertirse en un negocio en los 70. La  práctica habitual de la actividad física empezó a extenderse en la década de los 80 y esto llevó a una enorme cantidad de personas a inscribirse en centros deportivos, así como a contratar entrenadores personales. Es ya en la década de los 90 cuando importantes organizaciones y asociaciones como la ACE, ACM o IDEA, ofrecen certificaciones y programas de formación para entrenadores personales.

En resumen, el ejercicio es algo que siempre ha estado presente en la vida del ser humano. Sin embargo, no es hasta el siglo XX que empieza a convertirse en algo realmente popular y se empieza a tener consciencia de su importancia, especialmente con nuestro modo de vida actual.